«Desde el cultivo de la investigación y la docencia haremos una universidad mejor»

Josep-Eladi Baños Díez (Sabadell, 1958) es doctor en Medicina y catedrático de Farmacología por la Universidad Pompeu Fabra (UPF). Desde el pasado 17 de diciembre es el nuevo rector de la UVic-UCC después de ser elegido por el Patronato de la FUB y conseguir el apoyo del 79,4% del Claustro. Su voluntad es convertir a la Universidad en un referente de la manera de enseñar del siglo XXI y potenciar la investigación y la docencia para lograr una «universidad mejor».

¿Cómo ha sido recibido y cómo se encuentra en la UVic-UCC?

Mi impresión ha sido muy positiva, como reflejé en mi discurso de toma de posesión. Me he encontrado una universidad muy abierta a la colaboración, eso lo encuentro en la Junta de Rectorado, con las personas que decidí que continuaran, y me alegro de la decisión que tomé, porque estoy trabajando muy a gusto. En las otras estructuras de la Universidad también he tenido una recepción muy positiva, las relaciones son muy cordiales. Me han ayudado en este tránsito difícil que es llegar a una nueva institución y empezar a entenderla, que es lo que más me preocupaba. Tengo una experiencia universitaria larga, primero en la UAB y luego en la UPF. Sabía que las características de la UVic-UCC eran diferentes y durante estas semanas he tenido la oportunidad de comprobarlo. El resultado es muy positivo y estoy muy satisfecho de haber podido venir aquí.

«He encontrado una universidad muy abierta a la colaboración (...) Me han ayudado en este tránsito difícil que es llegar a una nueva institución y empezar a entenderla»

Y por lo tanto, ¿satisfecho con la decisión tomada?

Sí, ya he dicho en su momento que fue una decisión muy pensada porque era dejar una situación de una cierta comodidad profesional para poner en marcha una nueva aventura, y cuando empiezas una aventura nunca sabes cómo irán las cosas... pero después de estas primeras semanas, las sensaciones son muy buenas.

¿Cuáles son los primeros cambios que notará la comunidad?

Me esforzaré para que la comunidad tenga la oportunidad de verme con una relativa frecuencia. Todavía estoy en el principio, que pasa por el conocimiento de las facultades, los estudios, los profesores, los órganos de dirección de los profesionales de administración y servicios, ver cómo organizar mi agenda entre Vic y Manresa... Una vez conocido este entorno vendrán las acciones, que pasan por establecer niveles de colaboración entre facultades, poner en marcha un programa que ya dije en su momento que era la potenciación de la actual CIFE, entendido como una unidad importante para la Universidad, que ha de crecer a nivel de competencias. Otro tema en el que trabajaré en los próximos meses será revisar todos los grados que tienen dificultades de matriculación y ver cómo podemos intervenir para solucionar este problema. Después hay otro aspecto que no es del día a día, pero en el que estamos trabajando porque es muy relevante; se trata de la mejora de la financiación que, como sabéis, es un tema importante para la Universidad.

Quisiera hacer un repaso de los retos más importantes que tienen las universidades, ¿cuáles son? ¿Estamos preparados como UVic -UCC para asumirlos?

Retos hay muchos, y aunque los enumerara no sería exhaustivo y me dejaría alguno. Para mí hay dos muy importantes. Uno es ver como la manera de enseñar se adapta a la sociedad del siglo XXI; es un tema recurrente, pero pienso que es especialmente importante. Un segundo aspecto que es importante para mí es la relación que debe haber y el reconocimiento mutuo entre docencia e investigación. ¿Cómo podemos actuar desde la UVic-UCC? Pienso que en el primero ya se han hecho cosas, ya hay experiencias, según me consta, y por tanto se trata de hacer una política general de la Universidad para hacerlo posible. Una Universidad más centrada en el estudiante, una Universidad que además de conocimiento dé elementos competenciales que permitan que el estudiante aprenda por sí mismo o, como alguna vez se ha dicho, formar un profesional del aprendizaje, alguien que es capaz de aprender durante toda la vida. Esta es la contribución importante que nosotros podríamos hacer, ya que con cuatro años no formaremos a alguien para toda su vida profesional, y más en un mundo extremadamente cambiante. Yo diría que la UVic-UCC está preparada para hacerlo, tiene el tamaño para hacerlo, tiene los profesores y la motivación, y ahora necesita que todo esto se impulse desde la dirección de la Universidad.

«Hay que formar profesionales del aprendizaje, alguien que sea capaz de aprender durante toda la vida»

Respecto al otro aspecto, la Universidad nació casi como un college, centrada casi exclusivamente en la docencia, y esto ya no es así, ya hace unos cuantos años que no es así y ha aumentado la investigación de una manera sustancial con algunos centros especialmente reconocidos. Desde el Rectorado se ha de apoyar esta política, pero siempre haciéndola compatible con la docencia. Debe ser preocupación y actuación del Rectorado potenciar la docencia igual como se está potenciando la investigación. He dicho muchas veces que desde el cultivo de las dos haremos una Universidad mejor. A esto añadiría un aspecto que no siempre se ha contemplado y que es la introducción de la investigación como elemento pedagógico en los grados. Que los estudiantes puedan hacer proyectos de investigación cada vez de mayor complejidad, hasta concluir con el TFG, pero que la aplicación y las destrezas que vayan cogiendo los proyectos de investigación sean para beneficiarse de la lógica de las dos.

¿Cómo concibe la vertiente territorial de la Universidad y el papel de agente dinamizador de su área de influencia?

Este es un papel absolutamente protagonista. Si en otros aspectos somos una universidad más del SUC, con respecto a la influencia territorial el caso es muy diferente. En el área de la Cataluña central, o Catalunya interior, la presencia de nuestra Universidad puede ayudar a desarrollar colaboraciones en el ámbito de los grados, pero sobre todo los postgrados y la formación continuada, que puede hacer que todas las capitales de comarca implicadas puedan tener un vínculo con la Universidad. ¿Como establecerlo? Lo diré dentro de unas semanas una vez haya visitado los alcaldes y haya conocido sus intereses y vea como la Universidad les puede atender.

«El papel de agente dinamizador del territorio de la Universidad es absolutamente protagonista»

Situémonos dentro de cuatro años. ¿Cómo será la docencia y la investigación de la UVic-UCC?

Cuando se me hace la pregunta de futuro siempre me viene a la cabeza una frase de Martin Luther King cuando dijo I have a dream, haciendo referencia a la integración racial en EEUU. Y ese sueño, ¿cuál es? Pues me gustaría que dentro de cuatro años la Universidad hubiera avanzado en la consolidación de los grados; me gustaría que, con mucho cuidado y muy pensado, se pudiera incorporar un nuevo grado; ver la consolidación de nuestro modelo docente centrado en el estudiante, y que todo ello sea un atractivo más para venir a la Universidad, que sea una justificación para venir aquí a estudiar. Además, también me gustaría que hubiera un reconocimiento de la función docente de los profesores, que se reconozca la buena docencia de la misma manera que se reconoce la buena investigación.

La investigación la veo con la consolidación de los grupos actuales y la potenciación de algunos grupos a través de la captación de investigadores e investigadoras que quieran venir a trabajar aquí. Hay muchas personas jóvenes, preparadas, a quienes debemos ser capaces de interesar y de captar para que vengan aquí. Otro aspecto sería singularizar nuestra idiosincrasia investigadora, que es diferente a la de las universidades metropolitanas, pero esto ya no es exactamente un dream, sino que ya hay alguna realidad, como el grupo BETA. Pero tiene que haber más que puedan estar junto a este grupo y no tengo dudas de que esto será así.